Iglesia de Dios Pentecostal El Siloe

Cuarto de Oración

... ...

Indice

 Página Inicial
 Reflexiones
 Estudios
 Oración
 Enlaces
 Videos
 Misiones
 La Biblia
 Mi Familia
 Escribanos
 Fotos

...

Recursos
 Donaciones
 ProTemplo
 Librería
 Su Negocio
 Su Casa
 Vacaciones
 

El Dolor Como Maestro

 

El dolor en sí mismo no es un mal que tengamos que evitar a toda costa.
El dolor es un maestro que nos puede enseñar
muchas cosas.
El dolor nos instruye, nos dice que cambiemos,
que dejemos de hacer una cosa y emprendamos otra,
que dejemos de pensar en cierta forma y empecemos
a pensar en forma diferente.

Y cuando nos negamos a escuchar al dolor
y a sus enseñanzas, lo único que nos queda
es convertirnos en escapistas.
Efectivamente, lo que decimos es:
no voy a escuchar,
no voy a aprender,
no voy a cambiar.

Las personas abiertas y que van creciendo
no toman a regañadientes la pedagogía del
dolor y buscan el cambio.
Intentan respuestas y correcciones adecuadas.

Los otros no escuchan las enseñanzas del dolor.
Se contentan con establecerse y vivir con el 10 %
de su potencial humano. Se contentan con morir,
sin haber realmente vivido.

Mediante las verdaderas y permanentes
relaciones del amor, podemos recobrar
la aceptación de nosotros mismos,
la realización de lo que valemos.
Si poseemos estas dos cualidades,
todo lo demás se irá desplazando en dirección
del crecimiento, por el sendero de la paz.

Cuando faltan el amor y el sentido del
valor personal, lo único que queda es
una existencia parcial.
Y así solo podremos lograr una fracción
de lo que pudimos haber logrado y sido.

La Gloria de Dios que consiste en que
la persona viva plenamente,
habrá quedado recortada.

Aprendamos del dolor.

 

¡Dios les bendiga!

Amén


 

Sept 1

Sept 2
Sept 3
Sept 4
Sept 5
Sept 6
Sept 7
Sept 8
Sept 9
Sept 10
Sept 11
Sept 12
Sept 13
Sept 14
Sept 15
Sept 16
Sept 17
Sept 18
Sept 19
Sept 20
Sept 21
Sept 22
Sept 23
Sept 24
Sept 25
Sept 26
Sept 27
Sept 28
Sept 29
Sept 30

Derechos Reservados® Ministerio Un Nuevo Pacto ~ Predicando La Poderosa Palabra de Dios

Diseño y Administración por el Hno. Efraín R. Santa y Hna. Zulma L. Santa

Publicada el Domingo 9 de diciembre del 2001  //  ¡A Dios Sea Toda La Gloria!