Iglesia de Dios Pentecostal El Siloe

Cuarto de Oración

... ...

Indice

 Página Inicial
 Reflexiones
 Estudios
 Oración
 Enlaces
 Videos
 Misiones
 La Biblia
 Mi Familia
 Escribanos
 Fotos

...

Recursos
 Donaciones
 ProTemplo
 Librería
 Su Negocio
 Su Casa
 Vacaciones
 

Mi Rayito de Sol

 

Como toda buena madre, cuando Karen se enteró de que otro bebe venía en camino, hizo todo lo posible para ayudar a su nene de 3 años, Michael, a prepararse para recibir a su nuevo(a) hermanito(a). Se les dijo que sería una bebita, y día tras día, noche tras noche Michael le cantaba a su hermanita en la pancita de su mamá. El embarazo avanzaba normalmente para Karen. El trabajo de parto comenzó. Cada cinco minutos, cada minuto... Pero al momento del parto, se presentaron algunos problemas... horas de dilatación... ¿Seria necesaria una cesárea? Por fin nació la hermanita de Michael. Pero con serías complicaciones... En medio de una bulliciosa sirena, la ambulancia llevó a la niña a la unidad de cuidados Intensivos neonatales del hospital. Los días pasaban, y la niña se ponía cada vez peor... El pediatra les dijo a los padres: "Hay muy poca esperanza. Prepárense para lo peor". Karen y su esposo contactaron con un cementerio local por una sepultura... Habían arreglado una habitación especial para la nueva bebita,... ahora planeaban su funeral... Mientras, Michael seguía rogándoles a sus padres que le dejaran ver a su hermanita. "Quiero cantarle", repetía el niño. Segunda semana en cuidados intensivos. Parecía que el funeral llegaría antes de terminar la semana. Y Michael seguía entercado en cantarle a su hermanita, pero nunca se permitía la entrada de niños a Cuidados Intensivos. Pero Karen aclaro sus ideas, y decidió llevar a Michael, les guste o no. Si no veía a su hermana, nunca la podría ver con vida. Lo vistió en un traje de limpieza súper grande, y se fueron camino a UCI. Michael parecía una bolsa de ropa sucia con "patitas", pero la Jefa de enfermeras los pesco y muy molesta les dijo: “¡Saquen a ese niño de aquí ahora! No se permiten niños". El sentido de madre se apoderó de Karen, y la dama habitualmente suave, ahora con gesto adusto miro penetrantemente a la enfermera, directo a los ojos: "¡El no se va hasta que le cante a su hermanita!" Karen se llevo consigo a Michael hasta la cama de su hermanita, y él se quedó mirando a la pequeñita que estaba perdiendo la batalla por la vida... Comenzó a cantar... Con la tierna voz de un nene de 3 años, Michael cantaba: “Eres mi rayito de sol, mi único rayito de sol, me haces feliz cuando el cielo esta gris". Inmediatamente la bebe reaccionó. El pulso se calmó y se volvió estable... Sigue cantando Michael... "Nunca sabrás, cariño, todo lo que te amo. Por favor no te lleves mi rayito de sol..." Su respiración irregular y tensa, se hizo tan suave como el ronroneo de un gatito... Sigue cantando Michael..."La otra noche, cariño, cuando me fui a acostar, soñé que te tenía en mis brazos..." La hermanita de Michael se relajo hasta descansar, hasta que un descanso reparador pareció apoderarse de ella... Sigue cantando Michael, sigue... Gruesas lágrimas corrieron por el rostro de la mandona jefa de enfermeras. Karen, rebosaba de alegría... "Eres mi rayito de sol, mi único rayito de sol. Por favor, no te lleves mi rayito de sol". Los planes de funerales se descartaron completamente. Al siguiente día, al mismo día siguiente, la pequeñita estaba lo bastante bien para irse a casa. La revista del Día de la Mujer lo llamó "el milagro de la canción de un hermanito". El cuerpo médico lo llamo milagro. Karen lo llamo el milagro del amor de Dios. Nunca te rindas con quienes amas.

 

¡Dios les bendiga!

Amén


 

Nov. 1

Nov. 2
Nov. 3
Nov. 4
Nov. 5
Nov. 6
Nov. 7
Nov. 8
Nov. 9
Nov. 10
Nov. 11
Nov. 12
Nov. 13
Nov. 14
Nov. 15
Nov. 16
Nov. 17
Nov. 18
Nov. 19
Nov. 20
Nov. 21
Nov. 22
Nov. 23
Nov. 24
Nov. 25
Nov. 26
Nov. 27
Nov. 28
Nov. 29
Nov. 30

Derechos Reservados® Ministerio Un Nuevo Pacto ~ Predicando La Poderosa Palabra de Dios

Diseño y Administración por el Hno. Efraín R. Santa y Hna. Zulma L. Santa

Publicada el Domingo 9 de diciembre del 2001  //  ¡A Dios Sea Toda La Gloria!