Iglesia de Dios Pentecostal El Siloe

Cuarto de Oración

... ...

Indice

 Página Inicial
 Reflexiones
 Estudios
 Oración
 Enlaces
 Videos
 Misiones
 La Biblia
 Mi Familia
 Escribanos
 Fotos

...

Recursos
 Donaciones
 ProTemplo
 Librería
 Su Negocio
 Su Casa
 Vacaciones
 

Carta de un Hijo a sus Padres

 

No me den todo lo que les pido, a veces solo pido para ver hasta cuanto podré tomar.

 

No me griten, los respeto menos cuando me gritan, y me enseñan a gritar a mí también y yo no quisiera gritar.
 

No me den siempre ordenes y más ordenes, si a veces me pidieran las cosas yo lo haría más rápido y con más gusto.
 

Cumplan sus promesas, buenas o malas. Si me prometen un premio, quiero recibirlo y también si es un castigo.
 

No me comparen con nadie, (especialmente con mi hermano) si me presentan como mejor que los demás alguien va a sufrir y peor, seré yo quien sufra.
 

No cambien de opinión tan a menudo sobre lo que debo hacer, decídanse y mantengan esa decisión.
 

Déjenme valerme por mi mismo. Si hacen todo por mi nunca podré aprender.
 

Corríjanme con ternura. No digan mentiras delante de mí ni me pidan que las diga por ustedes, aunque sea para sacarlos de un apuro. Está mal. Me hace sentir mal y pierdo la fe en lo que ustedes dicen.
 

Cuando hago algo malo no me exijan que les diga el "por que lo hice" a veces ni yo mismo lo sé.
 

Si alguna vez se equivocan en algo, admítanlo, así se robustece la opinión que tengo de ustedes y me enseñaran a admitir mis propias equivocaciones.
 

Tratenme con la misma amabilidad y cordialidad con que veo que tratan a sus amigos, es que por ser familia no significa que no podamos ser también amigos.
 

No me pidan que haga una cosa y ustedes no la hacen, yo aprenderé a hacer todo lo que ustedes hacen aunque no me lo digan, pero difícilmente haré lo que dicen y no hacen.
 

Cuando les cuente un problema mío, aunque les parezca muy pequeño, no me digan "no tenemos tiempo ahora para esas pavadas" traten de comprenderme, necesito que me ayuden, necesito de ustedes.
 

Para mi es muy necesario que me quieran y me lo digan, casi lo que más me gusta es escucharlos decir: "te queremos".
 

Abrázame, necesito sentirlos muy cerca de mí.

 

Que ustedes no se olviden que yo soy, ni más ni menos que su hijo.

 

¡Dios les bendiga!

Amén


 

Julio 1

Julio 2
Julio 3
Julio 4
Julio 5
Julio 6
Julio 7
Julio 8
Julio 9
Julio 10
Julio 11
Julio 12
Julio 13
Julio 14
Julio 15
Julio 16
Julio 17
Julio 18
Julio 19
Julio 20
Julio 21
Julio 22
Julio 23
Julio 24
Julio 25
Julio 26
Julio 27
Julio 28
Julio 29
Julio 30
Julio 31

 

Derechos Reservados® Ministerio Un Nuevo Pacto ~ Predicando La Poderosa Palabra de Dios

Diseño y Administración por el Hno. Efraín R. Santa y Hna. Zulma L. Santa

Publicada el Domingo 9 de diciembre del 2001  //  ¡A Dios Sea Toda La Gloria!