Iglesia de Dios Pentecostal El Siloe

Cuarto de Oración

... ...

Indice

 Página Inicial
 Reflexiones
 Estudios
 Oración
 Enlaces
 Videos
 Misiones
 La Biblia
 Mi Familia
 Escribanos
 Fotos

...

Recursos
 Donaciones
 ProTemplo
 Librería
 Su Negocio
 Su Casa
 Vacaciones
 

La Cosecha

 

Para una buena cosecha se requiere buena semilla, buen abono y riego regular y constante.

 

Muchos son los que tratan de encontrar soluciones rápidas y triunfos apresurados sin entender que el triunfo es simplemente el resultado de nuestro crecimiento interno y que este requiere tiempo.

 

Si sabes acerca de la siembra, sabrás que tú no pones la semilla, riegas el agua y luego te sientas a esperar para recoger el fruto. Todo en un mismo día. Aquel que cultiva la tierra, tampoco se para frente a la semilla y grita con toda su fuerza: ¡VAMOS CRECE! ¡VAMOS CRECE! ¡CRECE!

 

Para aquellos que no tienen ninguna idea acerca del cultivo de la tierra déjenme decirles algo: el gritarle a la semilla ya es una poco eficaz de cultivar la tierra

 

Hay que ABONAR la tierra, sembrar BUENA semilla, REGAR LA TIERRA REGULARMENTE, aunque muchas veces parezca que nada está sucediendo. No podemos renunciar. Es triste ver cuantas personas renuncian cuando ya estaban a punto de conquistar la meta. Sin embargo, el éxito sólo llega a aquellos que perseveran y saben esperar.

 

Cuantos de nosotros, a veces impacientemente nos encontramos diciendo ¡CRECE, VAMOS! ¡CRECE! en nuestras propias vidas. Muchas veces sin tan siquiera haber puesto la semilla en la tierra o haber abonado la tierra o haberla regado. Es necesario comprender que absolutamente NADA que valga la pena sucede de la noche a la mañana.

 

SI... EL ÉXITO REQUIERE TIEMPO.

 

Hay algo curioso que sucede con el bambú japonés. Cuando tú pones la semilla, la abonas y la riegas constantemente ves que en los primeros meses no sucede nada apreciable. Es más durante el primer año no sucede nada. Durante el segundo año o el tercero. Es más, durante los primeros 7 años no pasa absolutamente nada con esa semilla. Sin embargo durante el SÉPTIMO AÑO EN UN PERÍODO DE SEIS SEMANAS esta planta de bambú crece más de treinta metros. Ahora la pregunta es ¿tomó esta planta solo seis semanas para crecer? ¿o tomó 7 años y seis semanas?

 

¿Ustedes que creen? Bueno la verdad es que tomó siete años para crecer y en que esos primeros siete años de aparentemente inactividad este bambú estaba desarrollando un sistema complejo de raíces que pudiera sostener el crecimiento MASIVO que iba a experimentar.

 

De igual manera es necesario entender que muchas veces estaremos en situaciones donde creemos QUE NADA ESTA SUCEDIENDO Y esto puede ser frustrante. Sin embargo es necesario entender que durante esos momentos algo esta sucediendo y ese algo es que estás creciendo internamente, que estás madurando, que estás creando los hábitos y el temple que te permitirá sostener el éxito cuando ÉSTE finalmente se materialice.

 

El triunfo no es más que el resultado de un proceso, un proceso que toma tiempo y dedicación, un proceso que exige aprender nuevos hábitos y la destrucción de otros, un proceso que exige cambios.

 


 

Dic. 1

Dic. 2
Dic. 3
Dic. 4
Dic. 5
Dic. 6
Dic. 7
Dic. 8
Dic. 9
Dic. 10
Dic. 11
Dic. 12
Dic. 13
Dic. 14
Dic. 15
Dic. 16
Dic. 17
Dic. 18
Dic. 19
Dic. 20
Dic. 21
Dic. 22
Dic. 23
Dic. 24
Dic. 25
Dic. 26
Dic. 27
Dic. 28
Dic. 29
Dic. 30
Dic. 31

Derechos Reservados® Ministerio Un Nuevo Pacto ~ Predicando La Poderosa Palabra de Dios

Diseño y Administración por el Hno. Efraín R. Santa y Hna. Zulma L. Santa

Publicada el Domingo 9 de diciembre del 2001  //  ¡A Dios Sea Toda La Gloria!